¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

Da igual el lugar que ocupas en una empresa, da igual que seas el líder de la misma, un mando intermedio o que tu rol el de operario, me la juego a que sea la que sea la posición en la que estás, haces día a día las cosas de la misma manera. Es posible que llegues a la misma hora, que te sientes para trabajar en el mismo despacho, que te saques el mismo café con la misma cantidad de azúcar de la cafetera, o que incluso gastes la misma taza (tu taza) para ello. Es posible que tengas las mismas reuniones a las mismas horas, y que comas en el mismo lugar y con las mismas personas, es posible incluso que organices a tu equipo de la misma manera, y que procedas con ellos siguiendo las mismas pautas cada día… ¿y esto tiene algún inconveniente?

Es cierto que las rutinas nos hacen ser más eficaces en nuestro trabajo, nos permiten gestionar el tiempo y sacar el máximo partido a lo que hacemos durante el mismo pero a largo plazo esto también nos hace menos hábiles en creatividad, en ingenio o en ser capaces de pensar “fuera de la caja”.

PREGUNTAS QUE TE HACEN PENSAR

Yo no me di cuenta de lo repetitivos que podemos llegar a ser hasta que alguien me hizo una pregunta. Hace unos años, el hermano de Matthias Beige (uno de mis compañeros), vino a pasar unos días en Valencia. Desayunamos una mañana con él y me hizo una pregunta que había leído en un libro y a él lo había marcado:

“¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?”

Parece que las preguntas son inofensivas, pero algunas de ellas han marcado un antes y un después en mi vida. Empecé a pensar y no supe responderle. Tenía que irme tan atrás en el tiempo que no conseguía recordar cuándo había hecho algo por primera vez. Empecé a pensar en mis rutinas, en lo que comía para desayunar, en los deportes que practico, las personas con las que me cruzo o incluso los recorridos para llegar a la oficina y por más que pensara veía que hacía demasiado tiempo que no había hecho algo por primera vez.

Aquella mala sensación de “vida repetitiva” me acompañó durante un par de días hasta que le puse fin: un billete de avión hacia Chile lo solucionaría. 

MUCHAS PRIMERAS VECES EN SOLO UN VIAJE

Y ese fue mi primer viaje a la aventura en soledad: sin mapa, sin direcciones claras, sin previsiones de todo lo que podía pasar, sin ruta marcada, tan solo con un billete de ida y un billete de vuelta. 

El día que inicié el viaje empezaron cientos de primeras veces: la primera vez que visitaría Chile, la primera vez que estaría en un país de Sudamérica, la primera vez que viajaría en un avión sola tantas horas, la primera vez que dormiría en distintos lugares, la primera vez que conocería a personas increíbles, la primera vez que vería las fiestas patrias, la primera vez que comería en casas chilenas, la primera vez que probaría el terremoto y el pisco sour, la primera vez que sentiría tanta soledad y la primera vez que disfrutaría de ella, y así podría aburrirte con cientos de primeras veces. 

Solo te puedo decir que aquello me cambió, no solo como persona sino sobretodo como profesional. Desde ese momento no volví a ser la misma líder que había sido: dejé de temer a muchas cosas y dejé de hacer tanto esfuerzo en “gustar a todo el mundo”. Aprendí tantísimo que creo que como líderes cada x tiempo deberíamos estar obligados a meternos en alguna aventura donde sintamos miedo, soledad, tristeza porque cuando aprendes a liderar todas estas emociones, ya no vuelves a ser el mismo.

RETO DE LA SEMANA: 

Esta semana te propongo el reto de que te atrevas a hacer algo en el trabajo por primera vez, algo distinto, algo que no forme parte de tu forma habitual de hacer las cosas. Puede ser un cambio en tu forma de comunicarte, en tu forma de gestionar al equipo, en tu forma de liderar y espera a encontrar todo tipo de reacciones extrañas entre tu gente.

Quizás te interese:

• Cambia, Cambia y cuando no puedas más, haz un cambio más.

• Activando todos tus sentidos

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies