Cómo aumentar la cohesión de un grupo ya creado

Hace unos días, estuvimos viendo un proceso para potenciar la cohesión que siente una persona que acaba de empezar a trabajar en nuestra empresa. Pero este no es el único reto que se nos plantea en temas de cohesión, sino que el desafío está en cómo crear cohesión a través del tiempo y cómo hacer que esta vaya in crescendo.

Antes que nada, te diré que mi planteamiento sobre la cohesión no tiene tanto que ver con implantar una estrategia, dos o tres sino que más bien, la cohesión es el resultado de estar haciendo una buena gestión del equipo, una buena gestión de tu propio liderazgo o incluso es el resultado de algunos cambios que podemos promover en nuestra empresa.

No obstante, para que te lleves algunas ideas prácticas y aplicables desde hoy mismo, compartiré contigo algunas herramientas que hemos ido implantando en Proformación desde hace un tiempo o que hemos implantado en alguno de nuestros clientes.

HERRAMIENTAS PRÁCTICAS PARA AUMENTAR LA COHESIÓN

1. La comida del último viernes del mes: esta herramienta puede ser útil para equipos que no conviven día a día en el mismo espacio, es decir, que trabajan en distintos espacios, en distintas plantas o que por unos motivos u otros no se ven físicamente. Hace un tiempo una de nuestras colaboradoras propuso que esa sería una opción para sentir el “sentido de equipo” más a menudo. En nuestro caso, hay semanas que no nos cruzamos con la mitad del equipo ya que estamos en muy distintos proyectos en las empresas cliente por lo que ha sido una herramienta que ha potenciado los encuentros informales de todo el equipo.

2Hacer actividades lúdicas que impliquen conexión entre ellos: varios clientes nuestros tienen montadas ligas internas de Paddle. Esta simple acción ha potenciado no solo que hagan deporte (algo beneficioso incluso para disminuir el estrés que acumulan en el trabajo) sino sobretodo para interactuar con personas de distintas áreas, distintas plantas e incluso distintos niveles dentro de la organización.

3. Crear actividades en las que se crucen las propias familias: en nuestra empresa los eventos sociales como bodas o cumpleaños se han convertido en una opción en la que se puede compartir un tiempo con los compañeros e incluso con sus propias familias. Esto permite que las parejas, hijos u otros familiares, contextualicen la situación laboral que vive en el día a día su familiar.

4. Participar como equipo en una formación:una de nuestras intervenciones habituales con algunas empresas suelen ser con actividades de Teambuilding y potenciación de equipos de trabajo. El simple hecho de compartir la realidad que tenemos cada persona en nuestro puesto de trabajo, experiencias, las dificultades que encontramos, etc. permite que la gente se aproxime en un contexto de formación.

5. Ser uno más como líder para distintas situaciones: es importante que el equipo te vea ser uno más en distintos momentos como comidas, formaciones, etc. Es decir, en el momento en que no nos regimos por ese organigrama formal que tiene la empresa, el equipo se empieza a sentir a la misma altura y se dan conductas que aumentan la cohesión del mismo.

6. Dar ejemplo: hay cientos de formas de dar ejemplo pero hace poco me encontré con una alumna que me contó un ejemplo que te puedo asegurar que potencia la cohesión. Esta directora de producción se fue unos días de viaje a uno de los países que forma parte de su grupo empresarial. Al llegar al hotel se dio cuenta de que la empresa le había reservado una habitación mejor que la que había reservado para los 5 operarios que viajaban con ella. ¿Qué hizo? Pues utilizó una herramienta muy sencilla, echar la buena habitación a suertes. Te puedo asegurar que lo que ha conseguido en cohesión es mucho más que el precio de esta habitación superior.

7. Mostrar vulnerabilidad: el simple hecho de mostrarse como un líder vulnerable, alguien que se equivoca y que es capaz de aprender del resto, consigue cohesionar al equipo. Cuando el propio líder está dispuesto a decir “me he equivocado”, “el error ha sido mío”, “seguro que no te lo expliqué correctamente” o “no te lo envié con el tiempo suficiente” hace que la gente se sienta más comprometido con esa persona y más dispuesto también a aceptar sus propios errores. 

8. Evitar comentarios a las espaldas del resto: el hecho de participar e intervenir en situaciones de “cotilleo” ante la máquina de café, va desmembrando poco a poco el equipo. Si hoy como líder estás hablando con la persona A, criticando a la persona B lo que puede acabar pensando A es que igual un día haces lo mismo pero a la inversa. Es muy útil para continuar potenciando la cohesión del equipo optar por las críticas constructivas a la propia persona y no sustituirlas por comentarios a sus espaldas.

9. Dejar fuera del equipo a personas que son nocivas: hay decisiones que no son fáciles de tomar como la renovación de una persona, el cese o incluso el despido pero a veces son completamente necesarias para mantener la cohesión y el buen clima. A veces tenemos a personas que se pasan la vida quejándose por todo, que ponen peros a cada paso del camino y que critican a la mínima a cualquier persona del equipo. Cuando se le dan las oportunidades correspondientes y la persona continua con esta actitud, es útil apartarla del resto para que no vaya contagiando esas malas prácticas. 

10. Dedicar algo de tiempo a conocer individualmente a cada persona: a veces será con un simple café, otras veces una entrevista o una comida, pero sea como sea necesitamos pasar tiempo con cada persona del equipo para saber qué es lo que necesita del resto y de nosotros mismos. Cuanto más conozcamos su situación actual y sus expectativas, más podremos crear ese espacio en el que se encuentre a gusto con lo que hace.

RETO DE LA SEMANA:

Esta semana te propongo que actives una de estas 10 ideas de forma que aumentes con pequeños pasos y acciones la cohesión que puede existir entre todas esas personas que constituyen tu equipo.

Quizás te interese:

Liderar un equipo… ¡Suena genial!

Dificultades de comunicación con tu equipo

Primer día de trabajo: ¿Cómo recibir a un nuevo empleado?

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies