20 formas de perder el tiempo (Parte 1)

20 formas de perder el tiempo (Parte 1)

Si algo tenemos en común tú y yo es que nos encantaría tener más tiempo. ¿Puede ser? ¿Te gustaría que tus días tuvieran más de 24 horas? ¿Qué no se te acumularan tus tareas? ¿Qué pudieses leer ese libro que todavía no has empezado? ¿O planificar ese viaje para el que nos has encontrado el momento?

Pues es muy probable que sin darte cuenta (o dándotela pero no atendiéndola) estés perdiendo minutos y minutos de tu vida que podrías aprovechar de otro modo.

Te doy alguna pista de acciones que aunque te cueste creerlo, nos hacen perder el tiempo:

1-Entrar en el Facebook más de lo que te puede resultar útil:

Es posible que necesites estar al tanto de ciertas notificaciones en Facebook porque de eso dependa parte de tu propio negocio, pero lo curioso es que cada vez que entras, acabas viendo más cosas que tus simples notificaciones. Posiblemente consumas minutos (espero que no horas) leyendo sobre las “fantásticas vidas” de otros.

2-Ver/leer noticias:

Es muy probable que formes parte de la población que consume cada día más y más noticias. Hay personas que pueden ver la misma noticia, 20 veces al día en distintos medios o repeticiones. Te puedo asegurar que aunque no consumas el tiempo de esta manera, igualmente estarás informado.

3-Devolver llamadas de números que no tienes grabados:

Si no están grabados en tu teléfono es porque ni son amigos, ni familiares, ni clientes muy importantes. Si alguien quiere algo, que vuelva a llamar porque si empiezas a devolver estas llamadas, te pasarás varios minutos al día hablando con comerciales de banco, de telefonía o de seguros y convenciéndoles de que no quieres sus servicios.

4-Estar delante de la televisión:

Digo “estar delante” porque en muchas ocasiones prácticamente ni la ves, tan solo está enchufada ante ti, mientras te abstraes en tu sofá. No obstante, la capacidad de quedarse con tus mejores energías es tremendamente poderosa.

5-Hacer listas de tareas:

Es posible que te sientas muy activo, haciendo listas de tareas, pero…¿te pones manos a la obra o simplemente gastas tu tiempo haciendo las propias listas? Si haces este tipo de tareas y consigues listas cada vez más y más largas, creo que muy útiles no están siendo. Si utilizaras este tiempo justo haciendo, te podría resultar más valioso.

6-No desconectar:

Posiblemente una de las mejores formas de recuperar tiempo sea desconectando del trabajo, de la familia, de tus amigos, etc. Sea como sea necesitas cambiar de actividad, de compañía y de contexto para tener la oportunidad de oxigenarte y nutrirte de nuevas experiencias.

7-Quedar con personas con las que no te apetece quedar:

Es probable que solo quedes con gente con la que realmente te sientes a gusto, pero también es probable que quedes con personas con las que “tienes” que quedar o con la que es “lo normal” quedar. Es posible que dejar de quedar sea demasiado disruptivo pero puedes reducir el tiempo de esas quedadas o incluso distanciarlas de forma que vayas recuperando horas y horas de vida.

8-Hablando de otras personas:

Si te sientas solo en medio de una cafetería y te dedicas a escuchar por unos minutos las conversaciones de mesas muy cercanas, verás cuanto tiempo gastamos hablando de otras personas que no están presentes: de tu jefe, de tu pareja, de tu hermano, de un amigo, de un compañero de trabajo…¿y para qué?

9-Pensando demasiado en el pasado:

Como todos los seres vivos, tienes un pasado, pero valga la redundancia un pasado que ya pasó y sobre el que no puedes hacer demasiado. Aprovecha el pasado para aprender, pero cuando ya tengas lo aprendido en el bolsillo, pasa página y a por la siguiente aventura.

10-Pensando demasiado en el futuro:

Evidentemente tendrás que pensar de algún modo en tu futuro para planificar, marcarte objetivos o trazar el camino hacia un sueño, pero solo en su justa medida. Es habitual pasar tiempo imaginando problemas y miedos en el futuro que al final nunca llegan a producirse, pero eso sí, te robaron un tiempo que no volverá.

Aquí tienes 10 ideas con las que empezar, pero te aseguro que hay muchas más formas de perder el tiempo. La próxima semana compartiremos contigo otras 10 formas más.

 

RETO DE LA SEMANA:

El reto de la semana consiste en que chequees los distintos puntos en los que podrías estar perdiendo parte de tu valioso tiempo, un tiempo que no recuperarás por nada del mundo. Para ello, lleva un cronómetro contigo esta semana y actívalo cada vez que sientas que estás metido en alguna de estas 10 tareas y al final de la semana, suma el tiempo que has dejado en ellas.

 

¡Nos vemos la próxima semana!

Quizás te interesen:

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies