Manual de Liderazgo en Remoto (y/o en presencia): Cómo escribí mi primer libro sin morir en el intento

Creo que según el refranero popular, ya puedo morir tranquila y realizada: en la vida tienes que plantar un hijo, escribir un árbol y tener un libro

No, no, perdón, me lie con la frase…”Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo”…¡ahora sí!

Lo único que no contaba el refrán es que si mezclas todas estas cosas durante el confinamiento, la mezcla puede ser explosiva… ¿quieres que te cuente cómo surgió todo esto?

CÓMO SURGIÓ LA IDEA

Todo surgió las primeras semanas de confinamiento mientras hablaba con uno de mis compañeros. En esa conversación me hice consciente por primera vez de que aquello no era una “broma” de mal gusto que nos estaban gastando, sino un gran reto que entre todos teníamos que superar. Los días de 24 horas se convertían en eternos y además empezaban a tener ese toque tan característico del día de la marmota. La incertidumbre empezaba a hacernos sentir que no sabíamos cuando volveríamos a respirar aire puro y por mi cabeza empezaba a pasearse esa idea de “hagamos que esto haya valido la pena”. Por lo que ni corta ni perezosa le dije a mi compañero: “Mañana empiezo a escribir un libro”. Y así fue, a las 6’30 de la mañana cuando mis tres fierecillas dormían.

En ese punto empezaron a unirse varias habilidades que he ido desarrollando a lo largo de mi vida:

– Disciplina de hierro: no había excusas, ni sueño, ni quejas. A las 6’30 de la mañana sonaba el despertador y corría a escribir para que cuando empezaran unos u otros a abrir los ojos, ya tuviese parte del reto del día.

– Dividir en pequeños pasos: cada día había que conseguir el objetivo, ya fueran número de páginas, de palabras o lo que fuera. Eran objetivos ambiciosos pero no tanto como para tirar la toalla al tercer día. 

– El valor de los 10 minutos: cuando de repente el día me volvía a dar treguas aunque fuesen de pocos minutos, me volvía a sumergir en la escritura. Rápido, hasta donde la situación nos permitiese.

– Mi pequeña burbuja: parte de lo que he escrito ha sido en medio de barcos de piratas, dinosaurios que recorrían el sofá por encima de mi portátil, baby sharks y manualidades que pedía Mariví en la escuela infantil. Mi capacidad de sumergirme en mi propia burbuja me permitía inspirarme incluso de todo lo que escuchaba y veía.

– El desafío: solo con escuchar reto, desafío o aventura, ya estoy motivada. Es un punto en el que entra el “por mis h%e^o$ que esto sale adelante” (o como dice mi amiga Arantxa…¡Ole tus huevos gallina!). Sabía que podía hacerlo, que solo necesitaba un poco de tiempo, un poco de disciplina, organización y mucho, mucho empeño.

– Apoyos de valor incalculable: en todo el proceso me he encontrado con dos personas que de un modo u otro han hecho que sea posible: mi pareja personal y mi pareja profesional. Mi pareja ha soportado esa mirada de “por fa, distráeles para que acabe el párrafo, o la página o el capítulo…solo 10 minutos más (que se convertían en 30!)”. Y después mi pareja profesional, Matthias Beige, quien me ha dado su apoyo, su opinión y sobretodo su trabajo de diseño gráfico para hacerlo bonito, profesional, con ese toque de excelencia que tanto le caracteriza.

RESULTADO: Libro escrito en 13 días 

(más después todos los que vienen de correcciones, retoques y luchas con las editoriales, pero eso sería otra historia).

MANUAL DE LIDERAZGO EN REMOTO (y/o en presencia)

Cuando te lo cuento así parece realmente sencillo pero solo yo sé lo que me ha costado (alguna que otra lágrima, algún grito del que después te arrepientes y una sensación de “estoy exhausta”). Había un objetivo realmente potente para mi y son esas ganas de compartir herramientas, pautas, acciones prácticas con directivos, con líderes, con jefes de equipo, con CEOs, o solo con personas que les apasiona el tema de la interacción con seres humanos. Y eso era suficiente para estar ahí dando lo mejor de mi misma.

El resultado ha sido un manual práctico, para llevar en el bolsillo y resolver situaciones con las que te vayas encontrando en el contexto profesional tanto si trabajas en remoto, en presencia o incluso de manera mixta. Es un manual que al fin y al cabo no es solo mío…está construido con las experiencias de todos y cada uno de los profesionales con los que me he ido encontrando en el camino. Podrás disfrutar de ejemplos reales del contexto empresarial, de Best Practice que unos u otros habéis compartido conmigo, de confidencias (anónimas) de mis clientes y a la vez amigos, incluso de mi propia experiencia como Directora General en mi empresa. 

Y bueno, semanas después de todo este esfuerzo, ya está en nuestras manos

Los que me conocéis veréis que es un libro “muy rollo Reme Egea”, con historias frescas, potentes, desafiantes y cargadas de emocionalidad pues así es como soy y así es como sé escribir.

Si te apetece aprender más nos vemos en el libro…

RETO DE LA SEMANA:

El resto de esta semana es fácil…¡conviértelo en tu “mejor lectura de verano”!

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

1 Comment

  1. enhorabona, Reme, la verdad es que eres todo un ejemplo profesional y personal. Por supuesto que queremos tener tu libro, seguro que nos ayudara y mucho en nuestro reto, que es continua ofreciendo nuestros servicios en Beta y seguir contando con el magnifico equipo que tenemos,

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies