Las ventajas de ser freelance en Proformación- Modelo de éxito

El hecho de ser Freelance a veces no es una decisión sino más bien una imposición o algo a lo que sientes que te ha ido llevando la vida, sea como sea, yo no perdería de vista el hecho de que de una manera u otra siempre tenemos la opción de elegir en la vida, sino todo, una parte de esta decisión.

Justo nuestra empresa yo diría que es un caso de éxito en cuanto a los resultados que ha dado el poder elegir esta opción. Como todo en la vida tiene una serie de ventajas e inconvenientes pero el permitir que sea una decisión de los miembros de nuestro equipo, hace que funcione perfectamente. 

NUESTRA HISTORIA

Hace unos años tuvimos que abrir esta posibilidad al equipo ya que nuestros proyectos son tremendamente variables en tiempo, duración, exigencias por parte del cliente, etc. En esos momentos tuvimos que empezar a reinventarnos como empresa (y ya no lo hemos dejado de hacer…) para poder adaptarnos a todos y cada uno de los cambios que vivimos en el día a día.

En ese momento se ofreció la oportunidad a cada persona de forma particular para crear contratos de trabajo o acuerdos en los que no solo primase la empresa o el cliente sino que sobretodo primase la relación y la satisfacción de cada persona del equipo…¿quién si no va a cuidar después al cliente?

Y bueno, aunque nos sorprendió en ese momento, fueron varias personas las que tomaron la decisión de que iban a optar por el camino del Freelance. Ahí también se habría un gran reto para nosotros: cuidarlas y hacerlas sentir SIEMPRE como equipo, sin distinciones entre sus contratos o preferencias, sino personas vitales en nuestra empresa.

Sin duda, esto puede llevar algún inconveniente pero creo que cuando te cruzas con empresas como la nuestra en las que el equipo y sobretodo las personas que lo forman son lo primero, solo les dejas vivir de las ventajas que tiene la aventura de ser freelance.

VENTAJAS DE SER FREELANCE (al menos en Proformación)

– Eres dueño de tu propia agenda: siempre escuchan y atienden a las necesidades de la empresa y de cada cliente pero hay máximo respeto a las agendas de las personas. No importa que sea un viaje de placer, un trabajo con otro cliente, o una visita médica, siempre que se puede se respeta al máximo sin preguntar ni más ni menos por los días de “no disponibilidad”.

– Puedes trabajar para distintas empresas y decidir en cuál de ellas te conviene más invertir tu tiempo: no te voy a mentir…¡Intento enamorarles! Cada día intento que para ellos Proformación sea SU EMPRESA, su elegida y su favorita. Pueden y tienen que trabajar en otros lugares pero intento que la experiencia de estar en nuestro equipo les haga sentirse más en su casa que los otros espacios o clientes para los que trabajen. 

– Puedes estar mejor pagado que un trabajador que trabaja con un contrato fijo: evidentemente la no continuidad, la duda y la capacidad de adaptación se tiene que pagar. En este punto intentamos hacer el máximo esfuerzo para que la rentabilidad a final de mes de una persona freelance haga que valga la pena la incertidumbre en la que a veces llegamos a vivir como freelance.

– Sensación de aventura: otros lo llamarán inestabilidad o incertidumbre. Para los que somos más arriesgados preferimos llamarlo aventura. Es cierto que un horario rígido te permite saber cómo será tu día a día, te permite organizarte pero creo que ésto no se inventó para los que nos gusta el cambio. Un freelance tiene que ser capaz de sentir una vida organizada a pesar de los horarios diversos, los cambios de proyecto, de cliente o incluso las variabilidades de equipo para cada proyecto.

– Te permite salir de algunas empresas sin dar más explicaciones: en momentos en los que no te sientes a gusto con una de las empresas para las que trabajas, puedes ir aumentando tus proyectos en otras y poco a poco ir dejando aquella en las que no te sientes tan identificado. Sin duda esto da una sensación de libertad que no tiene precio. 

– Eres tu propio jefe: esto también tiene sus peligros porque llegas a exigirte a veces mucho más que lo que te exigirían otros. Es posible que en Proformación este punto esté menos desarrollado que otros. Posiblemente nuestros freelance, nos sientan muchas veces como sus guías, pero el esfuerzo de que se autolideren es uno de mis grandes retos.

– La incertidumbre te hace mejorar como profesional para tener trabajo asegurado: te formas, eres responsable, respondes cuando se te necesita para mantener tu trabajo porque tu puesto no está asegurado sino que sabes que se asegura con cada paso exitoso que das, con cada cliente que os felicita, con cada situación complicada que resuelves.

– Sientes que tú mismo eres tu propia empresa: esto te lleva a entender y empatizar con muchas de las empresas con las que trabajas porque sabes lo complicado que puede ser gestionar algunos temas empresariales. Esto hace que el respeto hacia las personas que lideran la empresa sea máximo, o al menos eso es lo que yo siento cuando trabajo codo a codo con los freelance de nuestro equipo.

– Eliges tus propias vacaciones: con la excusa de que no “tengo agenda para esa fecha” puedes estar perfectamente de vacaciones sin tener que dar más explicaciones. Esto para muchos, no tiene precio. Compensa las aventuras, las incertidumbres o incluso los meses en los que el trabajo desciende.  

– Te conviertes en una persona más efectiva: no puedes demostrar con presentismo que estás en la empresa sino que necesitas dar resultados, cumplir objetivos para que se vea la calidad de lo que eres capaz de hacer. Y esto en definitiva hace que el profesional que está en esta circunstancia se sienta en un proceso de mejora continua.

No sé tu experiencia en este campo, pero para mí los freelance de nuestro equipo son personas y profesionales que no me gustaría perder por nada del mundo. Son personas que hacen que nuestra empresa sea lo que es. Son personas que se convierten en el mejor ejemplo de los proyectos de liderazgo, de comunicación, de trabajo en equipo, etc. que desarrollamos al lado de nuestros clientes.

RETO DE LA SEMANA:

¿Tienes freelance en tu equipo? Si la respuesta es “sí”, sería útil que te plantees cómo les estás gestionando y hasta qué punto se cumplen las ventajas que te hemos planteado. Y si tu respuesta es “no”, sería útil que te plantees la opción de empezar a tener un equipo diverso en este punto. ¿Empezamos?

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies