¿De dónde nacen nuestros aprendizajes?

De donde proceden nuestros aprendizajes

Puede que alguna vez te hayas planteado dónde nacen muchos de nuestros aprendizajes o a lo mejor no. Igual crees que naciste con casi todo lo que hoy sabes hacer pero te puedo asegurar que hubo un día en el que ni tan siquiera sabías muy bien qué significaba “aprender”, y sin embargo consciente e inconscientemente aprendías sin cesar.

Ese lugar, en espacio y tiempo es lo que llamamos infancia, o ser niños o como tú prefieras. Me refiero a ese momento de tu vida en el que tenías 5 años y decías: «Cuando sea mayor y tenga 6 años… «. ¡Momentos increíbles de aprendizajes!

 

CARACTERÍSTICAS DEL APRENDIZAJE DE NIÑOS

En aquella época tu profesión se convertía en aprender, en investigar, en descubrir el mundo, en probar, experimentar, imaginar y sorprenderte con cada nuevo descubrimiento.

Posiblemente fueron años donde todo calaba tan adentro que parecías una esponja viviente, con ojos, oídos, manos que tocaban el mundo.

Posiblemente fueron años en los que el tiempo se sentía eterno y de un año a otro había tantos aprendizajes que parecía que hubieses vivido toda una década. ¿Te suena?

Pues seguro que también fue una época en la que aprendiste de un padre, de una madre, de un maestro, de un abuelo o de cualquier otra figura que fuese importante para ti.

 

EJEMPLO

Hoy te contaré cómo aprendían los hijos de Milton Erickson (Psicólogo, médico e hipnoterapeuta estadounidense, innovador y pionero en la forma de crear cambios y aprendizajes en los seres humanos). Milton Erickson tenía 8 hijos de distintas edades con lo que muchas veces aprendían unos de otros. Pero si alguien marcaba la dirección de los aprendizajes ese era su propio padre. Un día uno de sus hijos cayó y se hizo un corte en la rodilla. Mientras lo curaba, Milton le decía:

«Sé que esto duele, te dolerá durante un ratito y después dejará de dolerte. Pero hijo, ¿has visto el contraste tan bonito entre el rojo vivo de la sangre y el color blanco de la bañera? ¿Te has dado cuenta de cuánta vida tiene esa sangre? ¡Ah! Por cierto, es posible que aquí te metan 5 puntitos. Claro, con eso no superas a tu hermano James que tiene 8 puntos pero a tu hermana Mary que tiene solo 3, seguro que sí«.

 

APRENDIZAJES EN UN SOLO MENSAJE

Si analizamos el mensaje y la intervención de este padre, tiene una base de aprendizajes increíbles. Vamos a analizar el mensaje en pedazos para ver los aspectos tan relevantes que podían producir aprendizajes en su hijo:

– Parte 1: «Sé que esto duele, te dolerá durante un ratito y después dejará de dolerte«. Con esta frase tan sutil estaba reconociendo que el dolor es algo existente, que sabe que un corte en la rodilla duele. Pero además lo acotaba en el tiempo el dolor explicándole en una sola frase que el dolor no sería eterno sino que en algún momento cesará. En resumen, acepta la parte negativa o dolorosa de la situación.

– Parte 2: «Pero hijo, ¿has visto el contraste tan bonito entre el rojo vivo de la sangre y el color blanco de la bañera? ¿Te has dado cuenta de cuánta vida tiene esa sangre?«. Con estas preguntas le facilitaba cambiar su atención desde algo doloroso como era el corte hacia algo neutro como pueden ser los colores, los contrastes o la vitalidad de la sangre.

– Parte 3: «¡Ah! Por cierto, es posible que aquí te metan 5 puntitos. Claro, con eso no superas a tu hermano James que tiene 8 puntos pero a tu hermana Mary que tiene solo 3, seguro que la superas«. Y con esta última aportación le trasladaba a un aspecto realmente positivo. En aquella época sus hijos competían por ver quién tenía más heridas y con más puntos por lo que este hecho les colocaba en una competición divertida con sus hermanos.

 

RESUMIENDO…

Muchos de nuestros aprendizajes proceden de nuestra infancia. En este caso hemos visto como un padre puede construir un aprendizaje vital que el niño aplicará sin darse cuenta el resto de su vida. Con una simple caída el padre le estaba dando recursos para analizar situaciones problemáticas y retantes con las que seguro se encontrará a lo largo de su vida. En apenas 5 minutos le dio la pista para no enfocarse solo en la parte negativa del problema sino también en buscar una parte positiva y una incluso neutra, sin más.

Sin darse cuenta, la experiencia quedará en su memoria y la aplicará en situaciones personales, laborales, de pareja o en cualquier momento en que pueda resultarle útil.

RETO DE LA SEMANA:

El reto de esta semana va a consistir en que pienses en algo que has aprendido a lo largo de tu vida ya sea un valor, una actitud, una forma de ver el mundo y que te plantees de dónde viene. ¿Cómo lo aprendiste? ¿Al lado de quién? ¿Cómo lo practicaste? ¿Cómo lo hiciste tuyo?

 

¡Nos vemos la próxima semana!

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies