Decide: ¿Ser madre o tu carrera profesional? [Parte 1]

Seguro que piensas que este post lleva un título demasiado contundente, extremo o incluso políticamente incorrecto pero te puedo asegurar que es una frase que he escuchado muchas veces a lo largo de mi vida profesional. 

Creo que la escuché tantas veces por parte de CEOs, directivos, gerentes, etc. que llegué a creérmela. Es una frase que no solo he escuchado de hombres sino casi más de mujeres. 

Hasta que un día decidí cargármela por completo…

DECISIONES DE VIDA

Claro, para cargarme esa frase  necesitaba pasar por ambas situaciones y hasta el momento yo solo disfrutaba de una de ellas: “profesional con una progresión de la que me sentía orgullosa”. Y bueno, en noviembre del 2016, llegó la oportunidad de prepararme para la otra parte del reto y además a lo grande: ¡estaba embarazada de mellizos! Sabía que en 9 meses podría empezar a demostrarme a mí misma, que con ingenio, creatividad, fuerza de voluntad y disciplina me podía cargar el mito.

PRIMER RETO: LAS 40 SEMANAS DE EMBARAZO

Sabía que tenía 40 semanas de preparación (si nada se adelantaba…¡qué ilusa!), 40 semanas en las que podría demostrar que estar embarazada no es una enfermedad profesional. Durante este tiempo te vas encontrando con distintos momentos en los que parece que ya debes tomar la decisión:

  • Un embarazo doble, implica alto riesgo por lo que si quieres puedes pedir directamente la baja laboral desde los primeros meses, ¿la quieres?

Esta era una de las frases que fui escuchando continuamente de mi matrona, de mis ginecólogos y de otros especialistas. Y ante la misma, siempre la misma respuesta:

  • Si continúo trabajando, ¿peligra su vida o la mía? ¿Puedo perjudicarles en algo?
  • No, si te sientes bien y no tienen ningún problema en su desarrollo, no hay ningún problema- Me respondían los sanitarios.
  • Pues continúo trabajando, sin dejar de atenderles a ellos, pero continúo trabajando.

Y así fue. Como profesional activa, disciplinada en mi gestión del tiempo y empecinada en demostrar que esto era un mito, cuidé al máximo todas las áreas de mi vida, y con mucho tacto la de ellos:

– Comidas mejor preparadas, a las horas correspondientes y aportando nutrientes.

– Vivir las situaciones complicadas con calma.

– Sentirles en distintos momentos: en una reunión, mientras viajaba en tren, en los semáforos, etc.

– Dedicarles un tiempo exclusivo: por la noches, sin móvil y en el sofá, teníamos nuestra pequeña reunión del día, los 3.

Fueron semanas en las que continué mi ritmo de viajes, conferencias, reuniones, formaciones, etc. Recuerdo que los 20 días anteriores a su llegada, mi vida transcurrió entre la Rioja, Madrid, Murcia y Castellón. En esa época solo había algo distinto entre Reme directiva embarazada y Reme directiva no embarazada: pedía ayuda para bajar mis maletas (prescripción médica ;).

Si te soy sincera, pasé por un momento en el que creí en aquel mito cuando en la semana 32 detectaron un problema en el crecimiento de uno de ellos y lo primero que pensé  es que era “culpable” yo misma por mis ritmos de vida y de trabajo. No sé si me mintieron los especialistas, pero me dijeron que para nada, que era un problema en la placenta y que no tenía nada que ver con mis ritmos. Eso sí…¡tocaba desacelerar un poco! Y así fue, continué trabajando con tranquilidad solo dos semanas más porque en la 34 hubo que intervenir de urgencia…

La próxima semana, veremos la segunda parte del reto, cuando estos pequeñines ya están fuera y necesitan mucho más de ti que cuando iban tranquilamente flotando entre el líquido amniótico.

RETO DE LA SEMANA:

Es posible que estés pasando por un proceso de embarazo o si no es tu caso, podría ser el de alguna de tus compañeras o incluso el de tu pareja, tu hermana o tu prima. Tan solo te pido que analices con detalle su trabajo y veas si realmente cambian sus habilidades. Es posible que esté trabajando en una línea de producción, levantando grandes pesos y esto pueda afectar, pero si hace otro tipo de trabajo…¿va a verse afectado solo por un bebé que todavía crece en su barriga? Posiblemente empieces a destruir algún mito.

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies