¡Cuidado! No solo de mascarillas vive el ser humano…

En los últimos días se ha producido un fenómeno curioso en las empresas que posiblemente se replicará en muchas otras mientras vayan volviendo al trabajo: el super kit. Me refiero a esos famosos kits anticovid-19 que recibe cada uno de los trabajadores cuando llega el primer día. Puedes encontrar muy distintos kits, más grandes, más pequeños, de mayor o menor calidad, pero el que más y el que menos suele llevar unas cuantas mascarillas, un bote de gel hidroalcohólico, un termómetro y unos cuántos pares de guantes.

El empleado lo recibe agradecido puesto que al fin y al cabo siente que es una forma de cuidarle a él y al resto, algo que le protegerá, son sus futuros “EPIs” en este proceso de desescalada. Pero siento decirte que estos kits esconden un gran peligro.

¿CUÁL ES EL PELIGRO DE LOS KITS ANTICOVID-19?

Pues el mayor peligro que tienen estos kits es todo aquello que dejan fuera, todas esas cosas que antes podían preocupar a tu equipo y que debajo de las mascarillas y pasados unos días les continuaran preocupando. 

Nuestra “salud profesional” no solo se compone de estos elementos sino de muchos otros que antes de esta pandemia eran valorados por nuestros equipos, necesidades que tienen que ser cubiertas, problemas en la base de los equipos que necesitan ser resueltos. Te pongo alguno de estos ejemplos que bajo las mascarillas no serán olvidados:

1. Mi jefe, mi líder, mi responsable o como quieran llamarnos: 

Si creemos que, dándoles un buen kit, unas buenas instrucciones y unas preciosas palabras de recibimiento, estará todo hecho, estamos muy equivocados. Es nuestra obligación cuidar esos detalles para mantener la salud de nuestros trabajadores, pero su salud no solo acaba aquí sino que se compone de muchos otros aspectos que nuestros colaboradores puede necesitar: comunicación eficaz y sincera con ellos, recursos para hacer correctamente su trabajo, que les demos ejemplo cada día de todo aquello que les pidamos, que estemos para escuchar sus necesidades, preocupaciones, que tengamos en cuenta sus ideas, … No podemos sentir que con este kit está todo hecho. 

A los pocos días de volver al trabajo, se irá recuperando la normalidad y en ese punto nuestros colaboradores necesitarán todo aquello que ya pedían con anterioridad. ¿Qué necesidades tenían antes del 14 de marzo? Te aseguro que por mucho que se planteen grandes ideas de que el ser humano se “transformará” después de esta experiencia, te puedo asegurar que los miedos, la esencia como ser humano y las necesidades fundamentales, se mantendrán intactas. Y si no me crees, con mascarilla puesta, pregúntales qué es lo que realmente necesitan. 

2. La formación:

El mundo ahora es online, o estás dentro o mueres”, “en solo una semana hemos creado 150 escuelas online”, “todas las empresas van a pedir solamente formación online”. Bueno, durante las últimas semanas he escuchado y leído frases como estas, cientos de veces. Pero cuidado, esa no es toda la realidad. ¿Me puedes decir si es lo mismo ver una foto de un plato de Ferrán Adriá que degustarlo en su restaurante? ¿Me puedes decir si sabe de la misma forma un plato que Martín Berasategui te explique por youtube que saborear mordisco a mordisco cada ingrediente de ese plato? Pues no, no es lo mismo. Cuando se hacen este tipo de afirmaciones están pensando en formaciones tradicionales, con metodologías muchas veces anticuadas y dónde se tocan muchos conocimientos, pero no tantas habilidades. 

Claro que cualquier tipo de formación se tendrá que ir adaptando para dar a los clientes el servicio en cualquier momento y en cualquier lugar. Claro que tendremos que ser más ágiles en la creación de contenidos que refuercen todo lo trabajado con ellos. Claro que habrá empresas que solo querrán ese tipo de trabajo (son aquellas empresas que ya antes, tampoco valoraban las formaciones experienciales). Pero, cuidado, no hagamos creer (de momento) que los platos saben igual vistos que degustados. Al menos no las grandes Delicatessen.

3. Gestión de equipos: 

En este momento se han paralizado muchos proyectos que tenían que ver con problemáticas en la gestión de los equipos: conflictos internos, problemas de comunicación, dificultades para liderar a miembros del equipo, etc. Es algo habitual que en momentos de crisis se deja de hacer justo aquellas cosas que podrían ayudarnos a salir de la misma. Si en una situación complicada de este tipo, dejamos de trabajar los aspectos relacionados con las interacciones dentro del equipo, empezarán a resentirse todavía más los resultados empresariales. 

Afortunadamente no todas las empresas optan por olvidar sus “dolores” sino que algunas de ellas inteligentemente aprovechan estos momentos en los que las tareas bajan para activarse en ese punto. 

4. La innovación:

¿Para qué innovar en estos momentos? Pues la respuesta es muy fácil: para no morir. El hecho de invertir tiempo o recursos en innovación no te asegura tu continuidad como empresa, ni mucho menos, pero te aseguro que te coloca en el camino de recuperarte mucho más pronto y de incluso mejorar a largo plazo tus resultados. Cuando ponemos a nuestro cerebro en modo “pensar y crear innovación”, aumentamos la probabilidad de resolver conflictos. Tienes que pensar que nuestro cerebro es como un músculo que necesita ser ejercitado para no atrofiarse por lo que cualquier entrenamiento a este nivel, lo predispone para crear, para resolver, pensar, imaginar y sobre todo ponerse en acción.

RETO DE LA SEMANA:

El reto de esta semana es que veas más allá de las máscaras y de los geles hidroalcohólicos. ¿Dónde estabas antes del 14 de marzo? ¿Dónde estaba y qué necesitaba tu gente? ¿Con qué problemáticas en la gestión de personas te enfrentabas cada día? ¿Qué dificultades tenías como líder? En la respuesta a estas preguntas, puedes encontrar planes de acción que mejoren esta situación.

¡Nos vemos la próxima semana!

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies