Aspectos a tener en cuenta al seleccionar a tu equipo

En los últimos años parece que cualquier directivo se ha convertido en un experto de selección de personas. Son muchas las ocasiones en las que un cliente nos llama por problemas con miembros de su equipo y cuándo analizas la situación te das cuenta de que el problema arranca en la propia selección de su personal. Cualquiera nos hemos convertido en un experto para analizar la personalidad del otro, predecir cómo se comportará en un futuro, para entrevistarle y para tomar esas decisiones que marcan el rumbo de nuestra empresa.

Pasado un tiempo empiezan a surgir los problemas y entonces viene el comodín de la llamada: “Ring, ring, ring…Proformación, ¿qué puedo hacer para cambiar a esta persona que está complicando la vida del equipo y de la propia empresa?”.

Es cierto que estas llamadas, suelen ser trabajo para nosotros puesto que nos hemos convertido en especialistas de intervenir en casos complicados, pero nos gustaría darte algunas pautas que puedan mejorar desde el inicio el funcionamiento de tu propio equipo.

ASPECTOS IMPORTANTES AL SELECCIONAR A TU EQUIPO

1. Atiende a la diversidad: Es importante que en tu equipo tengas a personas más jóvenes y con menos experiencia y personas de más edad y con mucha más experiencia, hombres y mujeres, distintas nacionalidades, gustos y aficiones distintas, personalidades diversas, puntos de partida en sus formaciones que puedan hacerles complementarios, etc. La diversidad de un equipo lo enriquece y permite adaptarse con facilidad a muchos retos que presentará el día a día laboral.

2. Investiga con lupa su actitud de “Responsabilidad”: Considero que hay mil y un gestos que demuestran la responsabilidad y el respeto que alguien será capaz de mostrar después. ¿Es puntual? ¿Se ha organizado correctamente durante todo el proceso? ¿Cuánto tarda a responder un mail? ¿Te ha enviado lo que le has pedido en el tiempo acordado? Creo que es un momento perfecto para que le pongas a prueba y veas cómo responde. 

3. Experiencias de vida: Evidentemente no puedes “cotillearle” su vida a la ligera y por qué sí pero puedes buscar preguntas que le lleven a contarte aprendizajes que ha tenido, experiencias vitales que le han hecho ser quién es o incluso retos a los que se ha ido enfrentando. Por mi experiencia, la gente con experiencias de vida potentes suele tener mentes más abiertas, son luchadoras, soportan mejor el esfuerzo y acaban agradeciendo en gran medida lo que después reciben por parte de la empresa. 

4. Que tengan otros proyectos: Tenemos la sensación de que si alguien está metido en “más historias” no cumplirá tanto en el trabajo, pero mi experiencia me demuestra que esto no es así. Curiosamente cuando sienten libertad, se quedan más tiempo y mucho más a gusto en la empresa. Además, todas las habilidades que desarrollan en otros contextos, más pronto o más tarde repercuten positivamente en la empresa. En mi propio equipo tenemos una persona que tiene una empresa de cestas a domicilio (https://www.facebook.com/lovelybaskets.vlc/). Las habilidades que esta persona desarrolla en su empresa día a día, repercuten positivamente en el diseño y los detalles de nuestras formaciones. En el equipo tenemos a una persona que tiene servicio de terapia personal y otra que lleva casos de Coaching a nivel privado y te puedo asegurar que todas y cada una de las habilidades que desarrollan externamente, las “regalan” en cada formación que hacen como un extra para los alumnos. 

5. Cuidado con tus sesgos: Es muy habitual descubrir equipos donde todo el mundo parece trazado con el mismo patrón, equipos en los que algunas tareas quedan por hacer porque no le gustan a nadie. Curiosamente nos sentimos atraídos por personas con los que compartimos personalidad, puntos de vista, opiniones, aficiones, etc. Esto puede ser un verdadero sesgo a la hora de seleccionar porque como dice esta bonita frase:  “Donde dos piensan igual, sobra uno”. 

6. Proactividad: Creo que es una de las actitudes más escasas con las que me he encontrado a lo largo de mi vida profesional. Veo mucha gente habitualmente que espera a que le digas por dónde empezar, que le hagas una lista de tareas y le digas cómo proceder. Esto en empresas modernas es un verdadero hándicap puesto que las hace evolucionar muy lentamente. Es importante que desde la propia entrevista le plantees ciertos retos y veas cuántos días tarda en responder y en resolverlos. 

7. Ponles a “hacer”: El que más y el que menos tenemos una gran habilidad para contar maravillas de nosotros mismos. Todos nos consideramos responsables, buenos trabajadores, adaptables, nos encanta el trabajo en equipo y somos colaboradores…¡hasta que llega la hora de la verdad! En los últimos meses nos hemos encontrado con proyectos muy interesantes de empresas que reúnen a candidatos excelentes para trabajar con ellos y pasan unas horas de formación con nosotros. Curiosamente en apenas 3 o 4 jornadas de formación, somos capaces de predecir gran parte de sus habilidades, de sus actitudes, de sus capacidades para liderar o para trabajar en equipo. Toda esta información que le damos al directivo, le permite tomar decisiones con mucha más seguridad.

8. Tolerancia a la Soledad: La soledad es la gran olvidada en tiempos en los que se nos llena la boca al hablar de “trabajo en equipo”. Generalmente los más grandes trabajadores en equipo son personas que han aprendido antes a trabajar en soledad, a pensar solos y a buscar soluciones antes de estar en medio de una reunión. Para hacer que un equipo sea de alto rendimiento, tendremos que pasar por horas y horas de entrenamiento y potenciación de nuestras peculiaridades. 

9. Promociones peligrosas: Una vertiente más de la selección, son los casos de promoción interna. En muchas ocasiones se promociona a gente responsable y trabajadora, a buenos técnicos pero que no tienen habilidades para liderar equipos de personas. Si no se atiende a esta posibilidad de sesgo, los problemas con el personal acaban produciendo consecuencias negativas para el líder, para su equipo y para la empresa en general.

RETO DE LA SEMANA:

El reto de esta semana consiste en que marques aquellas pautas en las que has podido fallar hasta el momento. Es posible que siempre cuentes con profesionales externos preparados para hacer selecciones de éxito, pero si no es así y te has atrevido a lanzarte tú mismo…¿en cuántos sesgos te sientes identificado?

Reme Egea
Reme Egea
Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto educativo "Con los pies en el aula", Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies